Foto: COLPRENSA
La grave sequía que afronta el departamento de Casanare ya cobra la vida de miles de animales.
Todos podemos ser Pioneros por la conservación del agua y los recursos naturales.


Desde el programa Pioneros en Conservación nos preocupa en gran medida la sequía que afronta el departamento de Casanare y la situación de la fauna en ese territorio; hace más de cuatro meses que no llueve en Paz de Ariporo, Casanare, un municipio que ahora parece un mar de barro, la diferencia es que allí no hay agua, los ríos y las lagunas se secaron por la temporada seca por la que atraviesa gran parte del país y los pocos árboles que quedan en pie son el único refugio para miles de animales como chigüiros y reses. Las babillas y las tortugas se aglomeran en unos estanques artificiales, que mitigan un poco el calor y las salva de morir de sed.

En vista del desolador panorama, consultamos con Rafael Albertos, coordinador científico de la Fundación Palmarito, para que nos contara qué está pasando, qué medidas se están adoptando y cómo podemos ser Pioneros por la Conservación del agua de este departamento.

 

Sabemos de la difícil situación que atraviesa el departamento de Casanare a raíz de la sequía. ¿En qué condición se encuentran los animales silvestres que habitan la región? y ¿cuál es la situación del ecosistema llanero?

El ecosistema llanero está atravesando la fase final del periodo de sequía anual. Esta estación seca, conocida localmente como verano, sucede todos los años y se extiende desde diciembre a marzo-abril. Sin embargo este año las precipitaciones cesaron muy temprano (noviembre) lo que impidió que se almacenara agua durante más tiempo. De igual manera, y según el IDEAM, las precipitaciones en la región durante este periodo han disminuido cerca de un 50% respecto al promedio. Por estos motivos las sabanas y los cursos de agua están en periodo de sequía extrema, más fuerte de lo habitual.

Como no podía ser de otra manera la fauna se está viendo afectada por esta situación, especialmente aquella asociada al agua, como chigüires, babillas, galápagos y especialmente los peces. De este modo la mortalidad que sufren durante este periodo se ha visto incrementada de manera dramática por la escasez extrema de agua.

 

¿Cuáles son las principales causas de la sequía y el consecuente daño ambiental por el que atraviesa Casanare?

La sequía normal de esta época del año se ha visto incrementado por el descenso en las precipitaciones. Pero también hay que añadir la deforestación en las cuencas altas de los ríos que discurren por las sabanas, el incremento del consumo de agua por parte de arroceras, palmeras y petroleras, que reducen el agua disponible para la fauna silvestre.

La sequía no se puede evitar, ya que forma parte del ciclo natural de las sabanas de Casanare, pero se puede reducir a través de:

a) Reducción de las tasas de deforestación de las cuencas altas de los ríos, que actúan como captadores de agua.

b) Reforestación de las áreas que ya están deforestadas.

c) Control exhaustivo de las concesiones de agua que recibe la agroindustria y la industria petrolera.

d) Excavación de préstamos o jagüeyes en zonas de sabanas aledañas a los bosques que retengan agua para la fauna silvestre y el ganado.

e) Mantener las aguas boscosas de la sabana, ya que retienen agua y proveen zonas de sombra.

 

¿Qué estrategias se están desarrollando para mitigar la situación que afronta la región?

Las estrategias que se están desarrollando simplemente pretenden poner un parche a un problema estructural, sin ofrecer soluciones de fondo. Llevar agua con carrotanques y distribuirla en jagüeyes durante las horas de más calor supone una gran pérdida por evaporación además de costo de transporte.

¿De qué forma Pioneros en Conservación con el programa 3 mil pesos por los llanos, ha contribuido a mejorar la situación de la fauna y del ecosistema llanero?

El programa 3mil pesos por Los Llanos contribuye de manera directa a la conservación de dos de las especies en mayor peligro de extinción, el caimán llanero y la tortuga charapa. Las acciones que se están llevando a cabo tienen que ver con la incubación de huevos de ambas especies en condiciones controladas y la cría de los ejemplares resultantes para su reintroducción en ambientes naturales. De esta forma se pretende crear conciencia entre las habitantes ribereños sobre el grave peligro que enfrentan estas especies y reforzar las poblaciones silvestres. 

Por fortuna, la sequía no ha afectado las acciones del programa Pioneros en Conservación, debido a que no trabajamos en Paz de Ariporo, donde más fuerte se ha sentido esta temporada seca. Los caimanes y las tortugas sufren la sequía anual, como toda la fauna y flora de la región, pero están adaptados a ella y no hemos detectado males mayores.

¿Qué podemos hacer los colombianos para mitigar la escasez de agua en Casanare?

Podemos presionar a nuestros gobernantes para que hagan cumplir las leyes que ya existen a la industria petrolera y la agroindustria, que constituyen los mayores consumidores de agua en la región. También para que desarrollen nuevas legislaciones, y las hagan cumplir, relativas a las concesiones y uso de agua.

 

Todos podemos convertirnos en Pioneros

El departamento de Casanare nos necesita, esta sequía, una de las más intensas de los últimos años, ya deja más de 20.000 animales muertos. Las soluciones que se dan en este momento, como asegura Rafael, son paños de agua para una crisis de fondo, pero es ahora cuando muchos de nosotros podemos ayudar a llevar agua fresca y alimento para los animales. Ya hay un grupo de más de 200 personas voluntarias que recorren los valles secos de la Orinoquía para mitigar la sed y el calor.

Desde nuestras casas también podemos ser Pioneros por la conservación de la fauna y la flora de Casanare, los invitamos a movilizarnos a través de las redes sociales, a sentar nuestra voz de protesta por el abandono en que está sumido este departamento y por las leyes débiles para el cuidado de nuestros recursos naturales. Sólo con la presión social y política podremos avanzar en nuestro propósito de conservar las especies silvestres de nuestro país y los territorios que habitamos.

Si quieres saber más acerca de la situación que afronta la Orinoquía colombiana, te invitamos a leer el especial periodístico Muertos de sed en Casanare de la revista Semana, en el siguiente enlace: http://www.semana.com/seccion/nacion/muertos-de-sed-en-casanare/230-1